La constancia

La constancia es una de las mejores aliadas de cualquier persona.

Gracias a la constancia, se consiguen las metas que se haya uno fijado. O como mínimo, acercarse a ellas muchísimo más que si no se hubiera hecho el esfuerzo diario de construir el camino para llegar a tu meta.