La realidad: más allá de lo que la ficción predijo

Todo va tan rápido…

Recuerdo que no hace tantos años (30!), empezaba a programar mi Commodore VIC20.

30 años después, casi todo el mundo tiene en su bolsillo un ordenador muchísimo más potente que aquel Commodore: un teléfono móvil.

Aún no vemos coches voladores como en “Regreso al futuro”, pero estoy seguro de que antes de 100 años existirán. La cuestión es cuántas personas lo tendrán. Pero existir, exisitirá.

Ahora mismo estamos justo al inicio de la transición del vehículo de gasolina hacia el vehículo eléctrico.

Este era el coche que el señor Satur (mi padrastro), tenía y nos llevaba:

 

Y esta era la moto que tenía cuando Satur conoció a mi madre y yo tenía 7 años:

 

¿Quizás aquel primer contacto con una motocicleta, en la que yo iba subido encima del depósito, el gran Satur conduciendo la moto y mi madre detrás… Quizás eso es lo que me marcó para conducir motocicletas: